Viaje y ruta por Myanmar. Primera parte

Hoy es mi ultima noche en Myanmar – Birmania la cual voy a pasarla al aeropuerto. A las 3 de la mañana, después de ver el partido de la Champions League, me llevara una moto taxi. Hubiera querido escribir mas de un post durante estos 20 días pero ha sido imposible encontrar internet decente. Sinceramente, Myanmar me ha dejado con la boca abierta, estoy convencido que volveré. Es un país del cual había oído hablar poco pero siempre buenas recomendaciones y referencias para visitarlo. Quizás el echo de no haber leído ni conocer nada acerca de su cultura, lugares para visitar, etc, mi mente aun no había creado ninguna expectativa. Es un país que actualmente esta cambiando bastante rápido ya que por fin parece que la dictadura se empieza abrir al exterior y acepta el turismo con mas optimismo y con visión de progresar. Me ha sorprendido al encontrarme con muchos españoles que viajan a este país, incluso en algunos lugares la gente local sabia chapurrear algunas palabras!

Otra vez me encuentro con el problema de como definir este enorme país, esta interesante cultura y su encantadora gente. Parece un país distinto a sus hermanos del sudeste asiático, ya que en mi opinión pude ver algunas semejanzas con la India. Aunque en ningún momento quisiera comparar, ya que cada lugar de este planeta, al igual que cada persona, tiene su exclusividad y es incomparable con el resto. Tengo muy clara una cosa, lo que mas me ha gustado y enamorado de este país ha sido su gente; honestos, amables, sinceros, miradas transparentes, cercanos, humildes y con una sonrisa de lo mas dulce siempre a punto. Me atrevería a decir que hasta ahora el país del sudeste asiático en el cual me han sonreído mas. Aunque no me gusta comparar y es muy difícil hacer un juicio de esta magnitud, se podría decir que es el país de la sonrisa entre muchas otras cosas mas. Te ayudan en lo que pueden, se interesan por saber quien eres y de donde vienes, sobre tu vida y tus aficiones…son realmente espectaculares. Quizás esta intriga por conocerte, mirarte, observarte, ayudarte, sea porque desde hace tiempo han vivido encerrados en su dictadura la cual como todos sabemos priva a la gente de su libertad y de poder aprender y explorar otros mundos, culturas y conocimientos. Pero quisiera destacar una de las cosas que me ha echo sentir en mas de una ocasión triste; la pobreza, especialmente con los niños que me he cruzado por la calle pidiendo dinero, grupos de chavales con un saco en la mano recogiendo chatarra o demás para ganarse la vida, trabajando en restaurantes de noche y de día… Aquí en Mandalay, donde he pasado mis dos últimos días, he presenciado algo que me ha chocado y se ha quedado marcado en mi mente. Fui a un restaurante donde me recomendaron que la comida estaba buena y te la servían al instante. Pues bien, la comida muy buena pero se te quitan las ganas, al menos a mi, al ver trabajar a un ejercito de niños de entre 11 y 14 años sin parar. Hay un hombre que los va controlando y avisando con un simple sonido “ssshhh” muy desagradable. Entonces ellos ya saben inmediatamente (cuando digo inmediato es al segundo!) lo que tienen que hacer: recoger una mesa, anotar lo que pida un cliente o bien traerle la cuenta, etc. Incluso ven a alguien que se saca un cigarro del bolsillo y en un instante están allí para encenderlo! Algo que hay que verlo para creerlo. No me lo invento ni lo exagero, al contrario ojala pudiera especificarlo aun mas. Uno de los primeros pensamientos que se me vino a la cabeza fue: deben ir a la escuela? Pues no, ya que quise comprobarlo y decidí volver a la tarde para ver si aun seguían los mismos y así fue. Para rematarlo aun mas, uno de ellos tenia un pie medio gangrenado! Andaba cojo, eso si, sin ningún problema seguía trabajando y ofreciéndome una sonrisa a cada momento.

He decidido dividir mi viaje y experiencia de estos 20 días en dos posts. Quizás debería escribir muchos mas, ya que tengo un montón de cosas para contaros, pero espero ser capaz de resumirlo lo mejor posible. Los primeros 10 días, como ya os dije, los disfrute al lado de mi buen amigo Pol, los siguientes, otra vez como siempre, “solo y con mi mochila”. Vamos a ver por donde empiezo…

Hasta día de hoy, Myanmar no es un país muy visitado y turístico, si lo comparamos con Tailandia por ejemplo, aunque no quiero pensar como sera en un futuro. Por este motivo, la ruta del mochilero está bastante definida, aunque se puede llegar a visitar lugares que no son tan famosos o mencionados en las guías, yo lo hice sin problemas. Como os dije, cogí un avión desde Bangkok hacia Yangoon, antigua capital y la ciudad mas grande y poblada del país. Dos días fueron suficientes para visitar los puntos de mayor interés, aunque con uno hubiera bastado. De Yangoon destacaría su enorme Shwedagon Pagoda (la cual recomendaría visitarla al atardecer y durante la noche), darse un buen paseo por las antiguas calles del centro, subir a un edificio para contemplar las vistas de la ciudad (Sakura Tower) y, algo que personalmente me llamo la atención, observar la vía del tren como pasa por en medio de las calles y al lado de las casas.  Sinceramente, no es una ciudad bonita ya que parece que se haya quedado estancada 200 años atrás (edificios que parece que se vayan a caer, fachadas que hace años que necesitarían una mano de pintura, vehículos que parecen extraídos de otro mundo, etc). Lo que más me gustó y para mi ya fue todo un gozo, fue observar la manera en la que sigue viviendo la gente. Sus olores particulares, una especie de tabaco que escupen a cada momento, artilugios del año de matusalén, pobreza por la calles, suciedad, una calor de espanto… Fue realmente un shock el primer día que estuve paseando por la ciudad. Lo mejor hasta el día de hoy…qué es lo que pensáis? Pues sin lugar a dudas su gente, su autenticidad, simpatía, sus dulces sonrisas, sus transparentes miradas, honestidad… Alguna anécdota? Por supuesto! Os cuento una que me llamo la atención y sigue siendo un ejemplo del tipo de gente del cual os hablo. La primera noche fuimos a cenar a un restaurante de lo mas autentico y a la hora de pagar nos dimos cuenta que no teníamos suficiente dinero para pagar…no habíamos cambiado suficiente dinero. En fin, personalmente pase algo de vergüenza pero cual creéis que fue su reacción? Pues nada, que no nos preocupáramos, que no había ningún problema!




El siguiente destino en la ruta fue Pyai, un pueblo más al norte, en medio del camino hacia la famosa ciudad de Bagan. El motivo por el cual decidimos pasar una noche aquí, no fue influenciado por ninguna guía ya que no entra dentro de las rutas turísticas, sino que quisimos hacer el trayecto algo mas relajado. En la parada de autobús un hombre nos llevó con su Tuk-Tuk (taxi-camioneta) a buscar algún hostel. Finalmente encontramos uno que no estuvo nada mal. Os podéis creer que lo más caro en este país es el alojamiento? Aunque digo caro porque lo comparo con el resto de países del sudeste asiático en los cuales he estado. El mismo día que llegamos al pueblo, nos alquilamos una bicicleta para ir a dar un paseo y contemplar el atardecer desde el río. La gente te saluda a cada instante! Y eso que en este pueblo, de inglés hablan bien poco. Qué gracioso fue ir con una bicicleta de estilo japonés, medio destartalada, por en medio de las calles. Muchos nos miraban y nos sonreían con gran alegría. El día siguiente fue muy completo pero algo intenso; en total hicimos unos 35 kilómetros en bicicleta debajo de un sol abrasador para llegar a una zona con antiguos templos. Una vez allí, tan solo fui a ver uno de los sitios, más adelante me perdí con la bicicleta y acabé en un minúsculo pueblo de unos 300 habitantes en el cual pude visitar la escuela acompañado del doctor del pueblo (quizás el único que hablaba algo de inglés). Fue muy divertido y como siempre lleno de aprendizajes. Incluso me invitaron a comer algo en la casa de una humilde familia. Este mismo día fuimos acompañados de Sao, un hombre que habíamos conocido la pasada noche tomando unas cervezas, el cual se ofrecio para acompañarnos. Le estaré siempre agradecido por su generosidad! Ser agradecido es una de las cosas que se me está acentuando cada vez más durante mi viaje y, es que con esta gente no te cansas nunca, al contrario en algunas ocasiones sientes que no lo eres lo suficiente.

Por la tarde cogimos un autocar hacia Bagan, ciudad muy famosa por sus mas de 4000 templos de mas de 900 años de antigüedad. Por supuesto, muy turística! Fue un viaje algo duro, de unas 11 horas en el cual tuvimos que coger 2 autobuses distintos. Carreteras en pésimas condiciones, etc. Lo peor fue llegar a las 3:30h de la madrugada ya que todo estaba cerrado. Al final encontramos un hostel en el cual nos dejaron dormir un par de horas en los sofás de la recepción esperando la hora para ir a ver el amanecer. Valió la pena ya que estábamos aun sin habitación. Ese día cogí un buen constipado al igual que Pol…y ahora lo pienso y se nos fue un poco de las manos, aunque lo volvería a repetir. Al día siguiente, como no, volvimos a alquilar unas bicicletas y nos recorrimos todo el territorio, unos 50 Km, y acabamos empachados de pagodas y mas templos. Una de las cosas graciosas fue cuando al salir de un templo nos encontramos nuestros zapatos delante de una tiendecita, allí preparados con una silla para que mientras nos lo pusiéramos tuvieran tiempo de vendernos algo. Esta técnica aun no me la habían echo nunca! Al regresar para ver el atardecer pasamos por una carretera donde estaba un grupo de trabajadores asfaltandola a mano, así de claro, en medio de todo el sol. Nos quedamos impresionados con las condiciones pésimas en las que estaban trabajando y, seguramente por cuatro duros. El atardecer…personalmente lo que mas me dejo anonadado de Bagan, subidos arriba de una estupa contemplando como el sol se escondía detrás de las montañas y rodeados de cientos de Pagodas. Respiramos una paz verdaderamente muy agradable y pareciera que estuviéramos en otra época del tiempo.



El siguiente pueblo decidimos que fuera Kalaw ya que leímos que se podía hacer un bonito trekking para llegar hacia Inle Lake. Y así lo hicimos, reposamos una noche en este tranquilo y pequeño pueblo y a la mañana siguiente empezamos a andar durante 6 horas hasta llegar a un monasterio donde pasamos la noche. Durante el camino nos adentremos por varios pueblos, observamos como la gente sigue trabajando con artilugios de hace décadas, presenciamos unos buenos paisajes y disfrutamos junto a una pareja de canarios, una valenciana y una argentina toda la caminata. En el monasterio nos animamos a pegarnos una buena ducha en medio de la lluvia, la cual fue muy refrescante. Por la noche, después de cenar, al igual que por la mañana (como si de un despertador se tratara) escuchamos cantar a los pequeños monjes huérfanos, los cuales se ocupan del monasterio junto a un anciano. Como dieron por saco a las 5 de la mañana, y encima parecía que lo hicieran a propósito! Eso no era cantar, era pegar chillidos. Bromas a parte, fue realmente místico dormir en aquel monasterio, aunque fuera algo turístico. Al día siguiente, cuatro horas andando y nos plantamos en la entrada del lago. La verdad que recomendaría este trekking a todo aquel que tenga la posibilidad de visitar este enorme y curioso país.



El ultimo destino con mi gran compañero Pol, fue el famoso Inle Lake en el cual pasamos 3 días. Un lago famoso por la forma particular en que sus habitantes tienen a la hora de remar. Lo hacen con el pie, supongo que para tener las manos libres e ir pescando con las redes y demás. Uno de los días alquilamos una barca junto al grupo con el cual habíamos realizado el trekking y dimos varias vueltas por diferentes sitios. Observamos varios pueblos los cuales están construidos encima del lago y la forma que tienen de trasladarse sus habitantes es en barca, presenciamos una procesión budista la cual se trataba de varias barcas con mas de 100 personas en cada ella (tuvimos la gran suerte de que nuestras fechas coincidieran con esas fiestas), remando al compás de la música. Y, como no, para rematar el día, nos bañamos en medio del lago! Personalmente lo que mas me gusto. Los dos otros días alquilamos unas bicis y nos recorrimos varios sitios alrededor del lago. Incluso tuvimos tiempo para visitar un orfanato con 42 niños en el cual acordamos traerles a la vuelta algo de material (bolígrafos y libretas). Algo que no cuesta nada y si mas no, seguro que les servirá de utilidad. Ya veis que lo que se dice parar y descansar no fue un punto fuerte. Mis piernas se están dotando de unos buenos músculos aunque estoy deseando llegar a Bangkok y hacerme un buen masaje tailandes. Así fue mi viaje junto a un buen amigo, el cual lo eche de menos al verle marchar ya que tenemos un estilo de viajar muy parecido; conocer, explorar y experimentar sin parar.



Ahora estoy esperando ansioso a que comience el partido, sera el primero que vea durante mi viaje y seguro que me hará sentir como en casa. Estoy convencido que ganaremos…no como otros que ya me he enterado que empataron.

Para mas información sobre Myanmar podéis visitar el siguiente blog en español donde encontrareis consejos de viaje, información sobre lugares destacados, rutas a realizar y mucho mas: www.vivemyanmar.com

Anuncios

Publicado el noviembre 6, 2012 en Myanmar y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. qué bien pinta Myanmar!! seguro que acabaré pisando esas tierras…
    a ver si hablamos via wats hermano!
    un abrazooooo

  2. hola albert!!! te recuerdas??? me encanta tu blog!! it’s so exiting what you write and I am jealous for your beautiful experiences….:)) enjoy every minute! I think of you often and I wish you all the best my friend. do you remember? you said that you will pass austria after your travels :))

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: