Otra vez en Tailandia; Sawadee Khrap


Esta era la tercera vez que volvía a Bangkok. Tenía pensado quedarme tan solo un par de noches pero al final acabé pasando casi 5 días. Y es que esta capital me tiene cautivado, me gusta y me atrae, y además tengo a un buen amigo allí. Son varias las razones por las cuales, sinceramente estuve a punto de detener mi viaje…pero no, no era el momento, ya tendré tiempo más adelante para decidirlo. Tenía que seguir con el sueño del cual había esperado tanto tiempo, que tanto me había costado emprender y estoy seguro que en un futuro lo echaré de menos. Pero el viaje tiene estas situaciones algo difíciles; a veces llegas a un lugar en el que te sientes bien, cómodo, a gusto y te gustaría pasar un tiempo más o incluso probar suerte y quedarse a vivir. No hay que olvidarse, o al menos yo no lo haré, la razón por la cual lo dejé todo en mi país para realizar este viaje tan importante en mi vida, el cual lo cambió todo por completo. Estoy seguro que mas adelante tendré tiempo para decidir a donde vuelvo y/o donde emprendo un nuevo proyecto. Sin prisas pero sin pausas. Además, hay otra reflexión o consejo que me gustaría compartir para que quizás pueda servirle a aquella gente que le esté dando vueltas a la cabeza y no se decida a viajar. Personalmente, cuando estaba viviendo en España (tenía trabajo sí, algo muy importante) sentía que era casi imposible evolucionar profesional y laboralmente (por ya no hablar del aspecto económico). En un país hundido en una crisis económica y a la vez existencial, sin recursos políticos para mejorar la situación o al menos intentarlo, con una atmósfera depresiva entre la gente y con un mono tema en las conversaciones “la crisis”, sin visión de futuro de poder aspirar a un trabajo mejor, a ser más valorado, a tener un mejor sueldo. Todo al contrario. Dar las gracias por tener trabajo, agachar la cabeza con los dichosos recortes, conformarse, bajarse los pantalones cuando al jefe le apetezca…ya que si no te gusta pues ya vendrá el siguiente que la cola del INEM es más de un cuarto de la población. Realmente esto es lo que nos merecemos después de haber estado estudiando durante años? Tenemos que aguantar a estos incompetentes y títeres personajes que se hacen llamar diputados, ministros y presidentes? En mi caso, todo esto fue un aliciente que me ayudó a darme fuerza y energía para marchar y dejarme de una vez por todas de tonterías. Mi consejo? Si hace tiempo que tenéis en mente algo por el estilo, queréis cambiar de aires, conocer mundo, buscar mejores oportunidades, daros un respiro…hacedlo sin mirar atrás! He descubierto que el mundo es muy grande y está lleno de oportunidades, muchas mas de las que podáis encontrar en España. Está claro que nada es fácil y las manzanas no caen del árbol si unos no las siembra y las cultiva, pero al menos el mero echo de salir de ese bucle sin solución ya es algo satisfactorio psicológicamente. Tampoco quiero hacer entender que a fuera lo vais a encontrar todo, ni mucho menos, pero me refiero a las oportunidades de poder emprender, ser creativo, probar e intentar de mejorar. Espero haberme explicado bien y, sino es así, siempre podéis comentarlo al igual que criticarlo. Estaré encantado de escucharos.
Pues bien, después de este punto y a parte, mis días en Bangkok, como ya lo habían sido antes, fueron de lo más divertidos y provechosos. Con Pol hicimos un poco de todo. Un día fuimos a un parque a ver jugar a los thais al famoso Takraw (fútbol tailandés) y pude presenciar algo digno de ver si uno se encuentra en Bangkok. Ya que cada día a las 6 de la tarde empieza a sonar el himno nacional, entonces todo el mundo, incluso los niños, dejan por un momento lo que están haciendo (correr, jugar, ir en bicicleta, etc), se ponen de pie y escuchan por unos segundos el himno. Algo que si estás por allí y no sabes de que va la película podrías pensar que se han vuelto locos o que se trata de un flash movie. Un día, fuimos a nadar a una piscina por la mañana y volvimos a repetir al Chatuxak market del cual ya os hablé.

No podría haber sido mejor mi celebración de los 2 meses viajando y mi despedida de Bangkok. Ese día fue el más completo! Por la mañana fuimos a comer gratis a un templo Sij, en el cual lo hacen todos los domingos. Después cogimos un taxi para ir directos a ver los combates de Muay thai, lo cual me dejó impresionado ya que no había visto algo así nunca. Era una especie de local bastante grande pero que des de fuera nadie diría que se celebran los combates. Dentro estaba lleno de gente gritando, animando y como no, apostando sin parar. En medio, el ring donde iban peleando los diferentes concursantes. Una gran experiencia muy auténtica que me hizo acercar mucho más a algo que forma parte de esta cultura. Para rematar el día ya no podía haber pasado algo mejor. Por la tarde tuvimos la suerte de poder ir a ver los octavos de final del Mundial de fútbol sala. Una chica, Violeta, tuvo el gran detalle y la amabilidad de conseguirnos unas entradas para ir a verlo. Lo mejor de todo es que jugaban Tailandia – España, por lo tanto el campo hasta los topes y con una gran fiesta durante todo el partido. Fue realmente admirable como, aun perdiendo por unos cuantos goles, la afición tailandesa seguía apoyando y aclamando a su selección hasta el final; sin pausa alguna. Mas de una vez se me ponía la piel de gallina al escucharlos. Incluso al acabar, aceptando la derrota, dieron un gran ejemplo de saber participar y competir.
Antes de irme de la capital cocinamos una buena tortilla de patatas, unas brochetas y una ensalada de aguacate. Todo riquísimo! Después de ese manjar me despedí de Pol y Nion y me a fui algo nostálgico hacia la estación. Allí cogí un autocar hacia Sukothai, la antigua capital de Tailandia en la cual tan solo pasé una noche. Tan solo llegar por la mañana decidí ir a visitar sus famosas ruinas y templos pedaleando todo el día con la bici de aquí para allá hasta ver el atardecer. Aunque me olvidé de algo… el último autobús era a las 6 de la tarde y luego tuve algunos problemas para encontrar transporte. Pero nada, al final pude regresar con un autocar que venía de otra ciudad y se paró para llevarme. Lo mejor de todo es que me monté delante los morros de los taxistas (tuk-tuk) que me querían estafar y aprovecharse de la situación en la que me encontraba. Aun me parto de risa cuando recuerdo el momento de subirme al autocar.
Ahora ya estoy en Chiang Mai, la segunda ciudad más grande, a unos 800 kilómetros al norte de Bangkok. Ya había estado por aquí y me había encantado. He pasado un par de días visitando algunos templos, el mercado nocturno y paseando por sus calles. El principal motivo por el que estoy aquí es porque manyana me voy a un monasterio budista en el cual estaré 10 días realizando el famoso Vipassana. Meditación durante todo el día y muchas otras cosas mas que ya os contaré cuando salga. Estoy algo nervioso y a la vez intrigado por adentrarme en esta experiencia la cual tengo claro que no me dejará indiferente.

Anuncios

Publicado el noviembre 16, 2012 en Tailandia y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 8 comentarios.

  1. MARAVILLOSO VIAJE !!!! EXCELENTE RELATO !!!CONTINUA DISFRUTANDO!!

  2. Albert i Pol aquestes cares de feliçitat són el millor que ens podeu transmetre a l’estar tan lluny. Nomes us desitgem salut i que sigeu feliços!!!! us estimeeeem moltissiiiiim molts petons i abraçades.

  3. Ahora ya es imposible seguirte con tantos cambios de pais y de poblaciones,…….
    Espero que ahora que estaras 10 dias sin moverte podre volver a mirar la ruta que has hecho.
    La palabra ”Vipassana” dicen que significa ver las cosas tal y como son en realidad.
    Se comienza observando la respiración natural para concentrar la mente y luego, con la conciencia agudizada, se procede a observar la naturaleza cambiante del cuerpo y de la mente y se experimentan las verdades universales de la impermanencia, el sufrimiento y la ausencia de ego.
    Ya veremos como te va y que nos explicas de esa experiencia.

  4. Míralo él!!!! Qué feliz te veo!!!! Me alegro mucho por tí!!!! Petons!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: