Sur de Laos; el Boulaven Plateau, Champasak y las 4.000 islas

The Boulaven Plateau, Laos
Antes de empezar me gustaría desearos un Feliz Año 2013 a todos. Salud, amor, energía, optimismo, valentía y por supuesto felicidad. Agradeceros a todos por haber ido siguiéndome, por vuestros comentarios y, en definitiva, por la compañía que me habéis aportado en estos 4 meses de viaje. Mucha gente que he conocido durante este tiempo nunca han salido de su propia ciudad, no han podido visitar lugares maravillosos de su propio país y, quizás, nunca puedan hacerlo. Es por eso que me siento afortunado. Empezar este año sabiendo que estoy realizando aquello que tantas veces había deseado no tiene precio alguno para mi. A veces pienso porque no habré tomado antes esta decisión, pero las cosas llegan y ocurren cuando tienen que pasar.
Champasak, Laos
The Boulaven Plateau, Laos
Después de relajarme unos días en la ciudad de Pakse, decidí emprender otra ruta y aventura en moto por esa zona. La llaman The Boulaven Plateau y se puede realizar de distintas formas, en cuanto a tiempo y distancias. En mi caso opte por la mas larga y completa, un total de 3 días y 300 kilómetros. En este caso volví a estar acompañado de mi amiga Numfon con la cual ya viaje durante unos días por el norte de Tailandia. Esta ruta en moto es famosa por la gran cantidad de cascadas que se pueden visitar (de todos los tamaños, gustos y colores) y por las plantaciones a su alrededor de un café exquisito, o al menos esa es la fama que tiene.
The Boulaven Plateau, Laos
Día-1: Salimos desde Pakse por la mañana con la intención de visitar un par o tres de cascadas y pegarnos algún que otro baño. Así fue, paramos en un par de ellas en las cuales pudimos relajarnos y disfrutar del sonido que emiten. Algo que me sorprendió completamente es el hecho que tuvimos que pagar para entrar en cada una. Pagar para ver y disfrutar de la naturaleza? Si, por una parte lo entiendo ya que de alguna manera hay que mantener y preservar el lugar, pero por otra me parece verdaderamente fuera de lugar que no seamos capaces de poder respetar el medio ambiente sin tenerlo que mantener. Después de parar a comer en un pueblo en medio la carretera, seguimos rumbo a un destino que nos habían recomendado en el lugar donde habíamos alquilado la moto. Hasta ese momento la carretera asfaltada y perfecta. Luego empezó un camino interminable de tierra en el cual con el polvo que levantaban los otros vehículos se hacia imposible adivinar lo que había en frente. Ademas, mas de una vez tropezamos con un bache y nos pegamos algún susto. Finalmente, después de conducir un buen rato a una velocidad de bicicleta, llegamos en medio de la noche a un pueblo perdido en la montaña. Pensábamos que no encontraríamos el lugar pero al final vimos una señal que nos indico el pequeño sendero para llegar. El lugar donde dormimos; para nada turístico, ya que hace poco tiempo que esta en funcionamiento. Tan solo 3 bungalows de paja y nada de electricidad. Ahora bien, la comodidad quizás no era un punto fuerte pero se compensaba con el lugar que nos rodeaba. Jungla y cascadas, algo impagable.
Waterfall Boulaven Plateau, Laos
Bungalow, Laos
The Boulaven Plateau, Laos
Día-2: Después de levantarnos y visitar un par de cascadas de los alrededores, nos montamos a la moto para seguir con la ruta. Este día, en teoría nos habían dicho que sería el peor en cuanto a carreteras. No se lo estaban inventando. Podéis creer que estuvimos 2 horas para hacer 20 kilómetros? Eso no era una carretera ni tampoco sabría como describirlo. Sin pavimento ni asfalto, lleno de huecos y baches, piedras, caminos de arena donde las ruedas se hundían y parecía que fuéramos por la playa… Toda una buena aventura aunque algo agotadora. Ese día pasamos por el pueblo de Sekong hasta llegar a Tad Lo, un pueblo algo turístico, famoso por su café, su ambiente relajado y como no, su cascada.
The Boulaven Plateau, Laos
The Boulaven Plateau, Laoss
The Boulaven Plateau, Laos
Día-3: Después de desayunar en la amigable y simpática Mama Shop del pueblo nos fuimos a visitar y contemplar la cascada. Ese día no queríamos entretenernos mucho ya que teníamos que llegar antes del mediodía a la ciudad de Pakse para dirigirnos al siguiente destino a celebrar la noche de fin de año. La carretera estaba en perfectas condiciones así que pudimos llegar sin problemas.
The Boulaven Plateau, Laos
The Boulaven Plateau, Laos
Mi noche de fin de año la pase en la pequeña ciudad de Champasak. Bueno en realidad la ciudad ni la pise, ya que la disfrute en un Resort delante del río Mekong. Una noche para despedir el año bien distinta a todas las otras que había tenido en mi vida. Yo la describiría como una noche de 5 estrellas (habitación de lujo, cena de ministro, vistas preciosas, etc). Durante mi viaje, de resorts y/o hoteles no he pisado absolutamente ninguno. La verdad que no es la manera en que me gusta viajar. Pero una noche es una noche no? Celebre dos veces el fin de anuo. Uno al estilo tradicional de Laos y el otro el que todos ya conocéis. En cuanto al primero fue de la siguiente forma; todos sentados alrededor de un monje y un árbol como ofrenda lleno de pulseras. A las 16:30h empezaron a rezar y luego nos fuimos puniendo pulseras unos a los otros para desearnos suerte. Como podéis ver en la foto, mi primer amanecer del año fue AWESOME!
River Resort, Champasak
River Resort, Champasak
Sunrise, Mekong river
Sunrise River Resort, Champasak
Por ultimo, me dirigí a uno de los lugares mas turístico del sur de Laos, las 4.000 islas. Unas islas que se encuentran en medio del río Mekong en las cuales uno puede escoger que es lo que le apetece. Relajarse o bien, como ya os comente al igual que Vang Vieng, emborracharse y tirarse por el río con flotadores (tubbing). En mi caso me aloje en la isla relajada de Don Khong. Alquile una bicicleta y explore un poco a su alrededor. Quería pasar tan solo una noche pero me levante demasiado tarde para coger el bus hacia Cambodia y tuve que pasar otra mas. En mi opinión tenia unas expectativas mas elevadas sobre este lugar. Así fueron mis últimos días en este país el cual me ha dejado con muy buen sabor de boca. En estos momentos me encuentro en Battambang, Cambodia. País del cual espero escribir tan pronto como sea posible.
4.000 islas, Laos

Anuncios

Publicado el enero 4, 2013 en Laos y etiquetado en , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. ¿ya han pasado 4 meses?????
    Jo…..
    Te veo muy bien, Albert. Me alegro mucho!!!!!
    Ale!!!! Aquí siguiendo tus aventurillas…..
    Petons!!!!

  2. Albert enorabona per aquet blog tan maravellos que estas fent!!!!!!! Ja saps que soc fan nº1. segueix gaudint del viatge. una forta abraçada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: