Las montañas de Sapa y sus alrededores; Norte de Vietnam

Sapa, Vietnam
Desde la Bahía de Ha-Long tenía claro cual sería mi siguiente destino, la pequeña ciudad de Sapa y sus alrededores. Pero antes de llegar tuve que pasar una noche en Hanoi para coger el tren. Tan solo estuve unas horas en la capital pero fueron suficientes para tener claro que volvería ya que me transmitió muy buenas sensaciones. Por la mañana debería haberme subido al tren bien temprano, a las 6h, pero tuve la mala suerte de llegar tarde y ya se había ido. La razón? Pues empece andar hacia la estación y pensaba que tenia claro el camino pero acabe perdiéndome. Después de preguntarle a la poca gente que había por la calle y que uno de ellos entendiera algo de ingles pude llegar. Aunque el tren ya había partido. Decidí subirme a un autobús con dirección a Lao Cai, a tan solo 40 kilómetros de Sapa. En Lao Cai tuve que pasar una noche ya que la ultima furgoneta sale a las 6 de la tarde. Esta ciudad no tiene nada interesante, tan solo sirve de paso (donde también esta la estación de autobús) para dirigirse hacia las montañas.
Bac Ha, VietnamSapa, Vietnam
Finalmente al día siguiente llegue a la famosa ciudad de Sapa, hacia el noroeste. Se encuentra a unos 1.600 metros de altitud y esta rodeada de montañas (una de ellas la mas alta de Vietnam, el Fan Si Pan de 3160 metros) y sus famosas terrazas de arroz. Ademas ofrece una gran cantidad de opciones para realizar excursiones por los pueblos de sus alrededores los cuales sus habitantes forman parte de las etnias Hmong (la mas numerosa), Dao Do y Tay. La ciudad y el ambiente de sus alrededores transmiten una energía que hacen que decidas pasar mas de un par de noches.
Sapa, VietnamEtnia Hmong, Sapa
El primer día decidí visitar toda la ciudad: la plaza principal donde las gentes de las etnias venden souvenirs a los turistas, la apreciada iglesia (ya que en el norte de Vietnam existe un gran numero de cristianos), el mercado (donde se puede ver hasta carne de perro), el lago y sus calles en general. Ya por la tarde me fui a dar una vuelta por los valles y a contemplar como la gente trabaja en ellos. Por el camino tuve la fortuna de conocer a dos mujeres muy simpáticas de la etnia Hmong que me invitaron a ir a su poblado al día siguiente. Una de las cosas que me llamo la atención es que existe una cierta tensión entre las diferentes etnias y los vietnamitas. Según ellas, me contaron que no son acogidas con mucho agrado. Un problema social entre la población. Por una parte, los vietnamitas te dicen que no debes aceptar la invitación de ir a visitar sus pueblos aunque ellos mismos organizan tours y excursiones los cuales, claro esta, son el doble del precio. Quizás esta competencia en el negocio sea una de las razones principales de su rechazo a estas etnias.
Trekking Sapa, VietnamEtnia Dao, SapaEtnia Dao, Sapa
Al día siguiente me fui a las escaleras de delante de la iglesia y me encontré con las dos mujeres: Mama Sung y Mama Si. Tenia claro que iba a pasar una noche en su pueblo. Quería descubrir, aprender y experimentar de cerca su forma de vivir. Estuvimos andando unas 4 horas entre las montañas, sorteando los diferentes sitios donde los vietnamitas te cobran una tasa, hasta llegar a su pequeño pueblo de tan solo 500 habitantes. Los paisajes a unos 2000 metros de altura fueron excelentes. Y ademas pude contar, a parte de su agradable compañía y amabilidad, de buenas explicaciones sobre el lugar y sus costumbres. Al llegar al pueblo nos dirigimos a su casa donde conocí a su familia y pude observar e incluso participar de las tareas diarias tales como cocinar, lavar, moler el arroz, dar de comer a los animales, etc. Por la noche estuvimos conversando, bromeando y bebiendo “happy water” (tal y como le llaman ellos), una especie de whisky elaborado con arroz. Realmente esta gente son de lo mas simpáticos, agradables, divertidos y chistosos de todo Vietnam.
Lai Chao, VietnamSapa, VietnamSapa, Vietnam
Al levantarme temprano por la mañana pude presenciar las vistas majestuosas de aquel lugar, ayude a transportar unos sacos de arroz y participe en cocinar la “happy water” que estaban preparando para el fin de año. A la vuelta visite un par de pueblos mas y me despedí de ellas a medio camino ya que se puso a llover y tuvieron que regresar. Realmente en tan solo dos días les cogí un gran afecto por lo bien que me trataron. Recomendaría esta experiencia a cualquiera y si están interesados en hacerlo junto a estas dos mujeres, tan solo hace falta que pregunten por ellas en la plaza principal de Sapa. Es una lastima que no haya podido colgar mas fotos sobre esta experiencia a causa de unos problemas con los ordenadores y los virus.
Montanyas Sapa, VietnamSapa, VietnamTrekking Sapa, Vietnam
En Sapa decidí que me quedaría un par de días mas para seguir explorando y disfrutando de sus terrazas de arroz en las montañas. La siguiente parada antes de dirigirme a la capital, no tenia muy claro cual seria ya que tampoco quería alejarme mucho de Lao Cai, desde donde tenia pensado coger el tren (esta vez si!) por la noche. Finalmente escogí la pequeña ciudad de Bac Ha, hacia el nordeste, a 100 kilómetros de Sapa. Es uno de los lugares más auténticos para ver a las etnias en el popular y colorido mercado y en otros que se realizan a su alrededor. Allí pase dos días entre varios paseos por los pueblos de su alrededor. Las excursiones se pueden hacer tranquilamente sin guía ni nada y son muy recomendables. La gente es de lo mas hospitalaria y amistosa. Me invitaron a 3 casas a comer y beber junto a ellos. El problema lo tuve a la vuelta ya que iba algo embriagado. Este lugar no pensaba que me gustaría tanto. Muy poco turístico, perfecto para conocer mas de cerca las etnias y rodeado de un paisaje espectacular.
Etnia Dao, Bac HaBac Ha, VietnamFamilia Hmong, Bac Ha
Para llegar a Lao Cai tuve algunas dificultades, ya que resulta que coincidía con el ultimo día del calendario chino y los autobuses al igual que muchos negocios no operaban ese día. Así que, haciendo autoestop, un coche me llevo hasta un cruce, a unos 30 kilómetros, y des allí tuve que coger una moto-taxi para poder llegar antes de que saliera el tren. Esta vez no se me iba a escapar. La experiencia en el tren fue algo muy autentico. Medio vacío (ya que era la noche de fin de año), con las ventanas medio abiertas y mucho frio, con unos tristes asientos de madera y con los constantes ruidos y brincos que producía el tren. Lo sorprendente fue que me hicieron cambiar 3 veces de vagón cada vez que en el que estaba se vaciaba. No acabe de entenderlo pero creo que se preocupaban por mi para que no me quedara solo. O al menos esa es la explicación que puedo darle. Después de 11 horas algo interminables llegue a las 5 de la mañana a Hanoi. Con sueño y muy cansado pero contento de haber vivido esa experiencia tan original.
Familia Hmong, SapaAprendiendo

Anuncios

Publicado el febrero 20, 2013 en Vietnam y etiquetado en , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Quines fotos mes boniques d´infans, son unes cares precioces, volen apendre ha tirar fotos ehhh???.Estem encantats amb el teu blog. GUAAAPOOOO!!!!! ALBERT.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: