El trekking por la Garganta del Tigre en China

image

Hacía ya un tiempo que no realizaba un trekking y sorteando las posibilidades y lugares de los alrededores encontré la opción de dirigirme a la famosa Tiger Leaping Gorge (La Garganta del Salto del Tigre). Se trata de un paisaje impresionante, con montañas de más de 5000 metros con un río que atraviesa por en medio formando unos escarpados acantilados vertiginosos. Son unos cañones en el río Yangsté, situado a 60 kilómetros al norte de Lijiáng. Durante 16 km de largo, las gargantas permiten el paso del río en una serie de rápidos. Siendo el cañón de río más profundo del mundo. Las vistas de este lugar no dejan a uno indiferente. Cuenta la leyenda que su nombre hace referencia a cómo para escapar de un cazador, un tigre salto el cañón en su punto más estrecho.

image

image

image

El trekking estuvo compuesto por dos etapas con perspectivas diferentes. El primer día la ruta transcurrió por colinas cuesta arriba alrededor de los 2500 metros. Fueron un total de 6 horas aproximadamente que en ningún momento se hicieron pesadas. Una anécdota que me hizo mucha gracia fue cuando por el camino me encontré un pequeño puesto para reposar y comprar algo de bebida y comida. Pues bien, a parte de lo anterior a que no sabéis que vendía la mujer y lo tenía expuesto como si de galletas se tratara?! Bolsitas de marihuana de todos los tamaños. Me estuve partiendo de risa un buen rato ya que nunca había visto algo parecido.

image

image

image

Al atardecer llegué al pueblo donde pasé la noche y nos juntamos todo un grupo de diversas nacionalidades (Francia, Chile, Israel y Venezuela). El hostal se encontraba en un lugar espectacular. Con una terraza en frente de las montañas. Ideal para reponer fuerzas. Al día siguiente la ruta fue completamente distinta. Junto a la gente que había conocido el día anterior decidimos dirigirnos a los pies de las montañas a orillas del río. Casi toda la caminata fue cuesta abajo con unas pendientes pronunciadas. La visión cambió por completo. En medio de todas aquellas enormes montañas rocosas hacía que te sientieras algo insignificante. Hace que te des cuenta de la magnitud, fuerza y poder de la naturaleza. Algo curioso en este segundo día es que en muchos trayectos del camino te encontrabas pasos de control los cuales te obligaban a pagar si querías continuar. A uno le parece que lo estan engañando o se estan cachondeando de él después de haber pagado para entrar al parque natural. Pero aquí en China las cosas funcionan así. Todo lo que sea para visitar, fotogénico, interesante, etc hay que pagar.

image

image

image

image

Finalmente, después de estar andando unas cuantas horas bordeando el caudaloso río, llegamos a otro pequeño pueblo en el cual terminó el trekking. Allí decidimos montarnos en una furgoneta para recoger las mochilas que habíamos dejado en un hostal y nos dirigmos al siguiente destino. La ciudad de Shangri-la, cada vez más cerca de los Himalayas y adentrándome por completo en la cultura tibetana.
 

image

image

Anuncios

Publicado el abril 14, 2013 en China y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: